Trump lo oficializa: Estados Unidos se retira del Acuerdo de París

En junio de 2017 ya había anunciado que lo haría. Presidente estadounidense argumenta que el convenio climático perjudica la carga económica de sus trabajadores, empresas y contribuyentes.

No sorprende. Dos años después de anunciarlo, este lunes 4 de noviembre el presidente estadounidense Donald Trump inició el proceso oficial de retirar a Estados Unidos del Acuerdo de París, alcanzado durante la COP21 en 2015 y suscrito en 2016 por 195 países. El proceso durará un año y terminará el 4 de noviembre de 2020.

El secretario de Estado Mike Pompeo anunció la medida: “El presidente Trump tomó la decisión de retirarse del Acuerdo de París debido a la carga económica injusta impuesta a los trabajadores, las empresas y los contribuyentes estadounidenses por las promesas estadounidenses hechas en virtud del Acuerdo”, dijo. “Estados Unidos ha reducido todo tipo de emisiones, incluso a medida que hacemos crecer nuestra economía y garantizamos el acceso de nuestros ciudadanos a energía asequible”, añadió. 

“El enfoque estadounidense incorpora la realidad de la combinación energética global”, señaló y afirmó que “la innovación y los mercados abiertos” impulsarán la reducción de emisiones.

Las opiniones de Trump sobre el acuerdo han sido ampliamente criticadas por demócratas, ambientalistas e incluso algunos republicanos, quienes dicen que Estados Unidos está abdicando del liderazgo mundial en un momento en que se requieren medidas urgentes para detener los impactos más peligrosos del cambio climático.

Lo de Trump se veía venir, pues en reiteradas oportunidades se ha manifestado contrario al Acuerdo de París. Es más, ha negado que el aumento de las temperaturas se deba a la mano del hombre, y más bien insiste e incentiva el desarrollo de las industrias fósiles, sin reparar en que Estados Unidos es el segundo emisor global de gases de efecto invernadero. Un camino distinto al emprendido por su antecesor Barack Obama, quien suscribió el acuerdo que contempla que ese país reduzca sus emisiones en un 28% por debajo de los niveles de 2005 para 2025. 

La decisión estadounidense se da a un mes del inicio de la COP25, que se desarrollará en Madrid y cuyo objetivo principal es preparar el terreno para que los países presenten a inicios del 2020 contribuciones de lucha contra el cambio climático en el marco del Acuerdo de París más ambiciosas que las actuales.

Fuente: LaMula.pe