No más violencia contra animales

El pleno del Tribunal Constitucional debatirá hoy la ponencia sobre la constitucionalidad de la corrida de toros, pelea de gallos y otras actividades, que ha sido cuestionada por más de cinco mil ciudadanos.

Los demandantes rechazan que en la primera disposición complementaria final de la Ley de Protección y Bienestar Animal N° 30407 se exceptúe a las corridas de toros, peleas de toros, peleas de gallos y demás espectáculos declarados de carácter cultural.

El proyecto de ponencia recomienda declarar infundada la demanda, en función a 11 criterios.

Entre ellos, se señala que el Estado está obligado a promover la conservación de la diversidad biológica, y resulta indispensable mantener un régimen de protección legal de los animales contra el maltrato y la crueldad innecesarias.

Asimismo, refiere que las corridas de toros y peleas de gallos deben realizarse de acuerdo con las prácticas y usanzas tradicionales, que son las que justifican la excepción.

El legislador, cada 20 años, deberá analizar el estado del debate en torno a una eventual prohibición de las prácticas que, en la actualidad, se consideran culturales.

Además, considera que corresponderá al Poder Ejecutivo, representado por el Ministerio de Cultura, establecer cuáles son los departamentos y provincias en los cuales las corridas de toros constituyen tradiciones culturales, sin que puedan expandirse a otros lugares.

El debate de la ponencia será transmitido a través de las redes sociales del TC, como parte del plan piloto aprobado por el pleno de la institución con la finalidad de hacer públicas las deliberaciones de casos de gran interés nacional, principalmente los referidos a las demandas competenciales y de inconstitucionalidad.

Esta es la segunda experiencia en la cual el TC levanta la reserva de las deliberaciones. La primera fue la demanda competencial por la disolución del Congreso de la República, el 14 de enero último.

La presidenta del TC, Marianella Ledesma, manifestó que la transmisión de los debates es una experiencia saludable porque permite, a partir de la publicidad de las deliberaciones, tener una ciudadanía vigilante y generar una deliberación social.

Fuente Andina

::Radio Marañón::

Instagram
YouTube
YouTube