La política migratoria de Trump es rechazada de manera unánime dentro y fuera de EE.UU

Foto: Difusión

La política migratoria de Donald Trump y su decisión de abandonar el consejo de Derechos Humanos de la ONU han provocado un rechazo prácticamente unánime dentro y fuera de Estados Unidos. Este complicado momento del mandatario lo ha llevado a anunciar que firmará decreto para impedir la separación de familias migrantes.

Las imágenes de los niños solos y encerrados en recintos han generado un repudio sin precedentes a la decisión de Trump de separar a los hijos de los padres de inmigrantes indocumentados en la frontera sur. También ha provocado una fuerte indignación en la opinión pública mundial.

Los gobernadores
Varios gobernadores han cancelado su aportación a la militarización de la frontera con México ordenada por Trump. Aunque la mayoría son demócratas, como los de Carolina del Norte, Connecticut, Delaware, Pensilvania, Nueva York o Rhode Island, también hay republicanos, como los de Massachusetts, Maryland, Nebraska o Florida.

El estado de Nueva York anunció que demandará al Gobierno federal por violar los derechos constitucionales de padres e hijos separados en la frontera, de los cuales más de 70 han sido trasladados a la “Gran Manzana” desde abril pasado.

“Los niños están siendo usados básicamente como moneda de cambio ante el Congreso para obtener lo que la administración quiere”, dijo el gobernador del estado, Andrew Cuomo, a la prensa.

Los republicanos
También han sido muy críticos destacados dirigentes republicanos, como su líder en el Senado, Mitch McConnell. “Yo y todos los miembros de la conferencia republicana apoyamos un plan que mantenga unidas a las familias mientras se determina su estatus migratorio”, señaló McConnell, que espera un rápido acuerdo con los senadores demócratas sobre una ley que ponga fin a estas rupturas familiares.

En el extranjero, las mayores críticas proceden de los países de origen de los inmigrantes, como México, El Salvador o Guatemala. También se han pronunciado líderes mundiales como Theresa May y Justin Trudeau.

El Gobierno ha admitido que la separación de los niños de sus familias en la frontera tiene como fin disuadir la inmigración ilegal, una táctica que ya había adelantado hace un año el jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, que podría adoptar.

Canadá
El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, estimó que la separación de niños de sus familiares que entran ilegalmente a Estados Unidos es “inaceptable”. “No puedo imaginar lo que están viviendo esas familias. Evidentemente, no es así que hemos hecho las cosas en Canadá”, dijo.

Reino Unido
La primera ministra británica Theresa May calificó de “profundamente perturbadoras” las imágenes de niños inmigrantes separados de sus padres al llegar a Estados Unidos. “Es un error, no es algo con lo que estemos de acuerdo”, dijo May en el Parlamento.

Guatemala
El gobierno de Guatemala acusó a Estados Unidos de violar los derechos humanos de los migrantes con su política de “tolerancia cero”. Guatemala “lamenta, condena y rechaza la política migratoria impulsada por el gobierno de Estados Unidos, por considerar que viola los derechos humanos y destruye la unidad familiar”, señaló la Cancillería en un comunicado.

México
México calificó como “cruel e inhumana” la ley estadounidense de “tolerancia cero”. “Quiero a nombre del gobierno y del pueblo de México expresar nuestra más categórica y enérgica condena a una política cruel e inhumana”, dijo el canciller mexicano Luis Videgaray.

ONU
El Secretario general de la ONU Antonio Guterres dijo que los niños inmigrantes no deben ser separados de sus familias en la frontera entre Estados Unidos y México. “Como principio, el secretario general cree que los refugiados e inmigrantes deben siempre ser tratados con respeto y dignidad, y de acuerdo a la ley internacional existente”, dijo el portavoz de la ONU Stephane Dujarric.

En medio de toda esta polémica, EEUU anunció anoche su retirada del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas. Esta decisión es el último rechazo de EE.UU. a sus compromisos multilaterales tras abandonar la Unesco, el Acuerdo climático de París y el pacto nuclear con Irán, y aleja cada vez más al país más industrializado del mundo del consenso internacional.

Con información de EFE y AFP

Leave a Comment

Your email address will not be published.