Jaén: estudiantes y algunos docentes insisten en la salida del presidente de la Comisión Organizadora de la UNJ

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn
La mañana del jueves 30 de mayo, desde el interior de la Universidad Nacional de Jaén, se desarrolló una protesta encabezada por estudiantes y docentes. La manifestación buscaba denunciar las deficiencias que afectan a la institución y exigir la destitución de la comisión organizadora actual, presidida por Juan de Dios Larico Paco.

Kevin Junior Cabrera Julón, estudiante de Ingeniería Civil, expresó su frustración ante las condiciones precarias de los laboratorios de la universidad. Aseguró que los equipos de los laboratorios no están calibrados como deberían.

Los manifestantes argumentaron que la administración universitaria invierte en elementos innecesarios en lugar de destinar recursos a mejorar las condiciones educativas. Cabrera Julón destacó que esta protesta no busca beneficios individuales, sino el bienestar de todos los estudiantes y futuros profesionales de la universidad.

El malestar no es exclusivo de los estudiantes. Representantes del sindicato de docentes, liderados por su presidente, Frank Fernández, también participaron de la medida de lucha.

Durante la asamblea, se destacaron varias deficiencias y presuntos actos irregulares en la gestión de la universidad. «Actualmente, la universidad debería haber ejecutado el 57% de su presupuesto, pero hasta ahora solo ha utilizado un 27%», denunció el presidente del sindicato.

Los docentes y estudiantes coinciden en la necesidad urgente de una reestructuración de la comisión organizadora.

Con la intervención de un contingente policial en las oficinas de la universidad, la protesta debió culminar con una reunión entre los representantes estudiantiles, docentes y el presidente de la comisión organizadora, Juan de Dios Larico Paco, quien accedió a salir de su oficina sólo con la llegada de los efectivos policiales. Sin embargo, la mesa de diálogo se frustró pues, según los protestantes, el presidente de la Comisión buscaba utilizar a otros estudiantes y docentes ajenos a la manifestación.

UNJ emite comunicado y mínima protestas

Si bien, el presidente de la Comisión Organizadora de la Universidad Nacional de Jaén, Juan de Dios Larico Paco, se negó a responder a las serias acusaciones en su contra, a través de una entrevista formal con nuestro medio de comunicación, horas después de lo ocurrido en sus oficinas, emitió un “comunicado oficial”.

En el comunicado, firmado por la Comisión Organizadora, aseguraron que la manifestación, que comenzó en las primeras horas de la mañana, se caracterizó por acciones violentas que interrumpieron las actividades académicas y administrativas de la institución.

En los párrafos siguientes se puede leer que los manifestantes ingresaron de manera abrupta a las aulas y áreas administrativas, incluyendo las oficinas de la presidencia, vicepresidencia académica e investigación, generando pánico y zozobra entre la comunidad universitaria. Ante esta situación, la Comisión Organizadora de la UNJ tomó la iniciativa de establecer una mesa de diálogo con los docentes del sindicato y los estudiantes presentes.

En el comunicado, la Comisión Organizadora afirmó que siempre ha mostrado disposición para escuchar y resolver los problemas mediante el diálogo. Se acordó la participación de docentes representantes del sindicato y dos estudiantes por cada escuela profesional en la mesa de diálogo. No obstante, la reunión se vio truncada cuando el sindicato y un grupo reducido de estudiantes decidieron abandonar la mesa debido al veto impuesto sobre los representantes de la Federación de Estudiantes y del Centro Federado de la carrera de Tecnología Médica.

«La Comisión Organizadora lamenta profundamente la oposición del sindicato al diálogo, especialmente por su actitud en contra de la participación de los estudiantes organizados en sus gremios», declararon las autoridades universitarias. Reafirmaron su convicción de que el diálogo es la herramienta más efectiva para resolver cualquier conflicto y subrayaron la importancia de una comunicación abierta y constructiva para alcanzar soluciones duraderas.

La situación en la Universidad Nacional de Jaén sigue siendo tensa, y se espera que nuevas negociaciones puedan llevarse a cabo para resolver las diferencias y mejorar las condiciones dentro de la universidad.

PUBLICIDAD 8

PUBLICIDAD 4

PUBLICIDAD 5

PUBLICIDAD 6

PUBLICIDAD 3

PUBLICIDAD 7

Noticias Destacadas