Fiscal Sánchez: “Están utilizando el pretexto de la pandemia para lograr una excarcelación”

Rocío Sánchez junto a Sandra Castro descubrieron a la red de corrupción en el sistema judicial. Foto: La República.

Rocío Sanchez, una de las encargadas de investigar a Los Cuellos Blancos del Puerto, se mostró preocupada por la orden de arresto domiciliario a tres procesados imputados por delitos graves. Agregó que los colaboradores eficaces sienten temor.

La fiscal Rocío Sánchez, una de las encargadas del caso Los Cuellos Blancos del Puerto, cuestionó que el Poder Judicial haya decidido variar la prisión preventiva por el de arresto domiciliario a procesados de delitos graves.

Se mostró preocupada con la reciente excarcelación de tres presuntos miembros de la organización criminal, quienes, indica, han usado el pretexto de la pandemia del nuevo coronavirus (COVID-19).

“En los tres casos les han dado una detención domiciliaria, pero no cumplen los requisitos y, para efectos prácticos, han conseguido lo que han solicitado: salir de la cárcel y eso genera un riesgo porque las investigaciones complejas se nutren de la participación, por ejemplo, de colaboradores eficaces”, declaró.

La representante del Ministerio Público criticó la decisión judicial porque las defensas de los recién liberadosusan “fraudulentamente” el argumento del riesgo de contagio del nuevo coronavirus, pese a que los imputados no cumplen con los requisitos de vulnerabilidad.

“En todos los países de la región, las excarcelaciones por situaciones de pandemia han apuntado siempre a los internos procesados o sentenciados en algo riesgo o vulnerabilidad, pero que no estén dentro de los delitos graves. Nosotros estamos muy preocupados porque en nuestro país está ocurriendo lo contrario. (…) Las defensas están utilizando fraudulentamente el pretexto de la pandemia para lograr una excarcelación”, reiteró.

Rocío Sánchez subrayó que estas medidas en favor de los investigados ponen en peligro el proceso fiscal, agregando que algunos colaboradores eficaces a la investigación, que tiene vínculos con el narcotráfico, sienten temor a las represalias.

“Hay diferencia y vulneración en el sentido de la seguridad, tranquilidad, genera temor. He tenido una información de inteligencia que hay alarma por parte de las personas que han facilitado sus nombres para la investigación respecto de la organización criminal”, sostuvo.

La fiscal informó además que ante la crisis sanitaria se quedaron en la mitad la investigación sobre una presunta relación de los funcionarios corruptos con agentes de la Policía Nacional del Perú para favorecer al grupo de narcotráfico.

“En los tres casos hemos alegado que este es un atentado a la perturbación al trabajo de la Fiscalía, en específico al peligro de la obstaculización. Pero las consideraciones humanitarias han privado en estos casos por el riesgo de contagios. Lo que para muchos de nosotros es una situación grave, para otros es una oportunidad”, enfatizó.

Por otro lado, la fiscal Rocío Sánchez anunció que en enero de 2021 presentaría acusación sobre el caso Los Cuellos Blancos del Puerto, en el nivel de investigación que le corresponde, excluyendo a los jueces y fiscales supremos, quienes son investigados por instancias superiores del Ministerio Público.

Fuente: La República

::Radio Marañón::

Instagram
YouTube
YouTube