Estudiantes crean tacho flotante para contrarrestar contaminación en los ríos

De izquierda a derecha: Jairo Vasquez, Gerson Napán, José Ávalos, Alejandro Alarcón

Personas viviendo alrededor de basura. Esa fue una de las primeras impresiones que tuvieron un grupo de estudiantes de Universidad de Ingeniería y Tecnología (UTEC) cuando llegaron a Nauta (Loreto) y corroboraron lo que sabían por testimonios y lecturas. 

Ellos son Alejandro Alarcón, Gerson Napan, José Ávalos y Jairo Vásquez, alumnos de las carreras de Ingeniería Química, Electrónica e Industrial, que crearon Uwataka (que significa ‘transformar’ en la lengua aborigen cocama), un sistema que busca reducir la elevada contaminación en los ríos de la selva peruana como resultado del arrojo de basura.

A pesar de que la Amazonía es considerada el pulmón del planeta, hay partes que lucen más bien como su desagüe. El río más largo del mundo (cerca de 7000 kilómetros), ha sido contaminado durante décadas. Muchos vierten basura en los ríos por falta de conocimiento o porque no hay lugares donde puedan tirar los residuos. En pocas palabras: no saben qué hacer con su basura.

Por esto, decidieron implementar su innovación en Nauta, un lugar que enfrenta todas las amenazas de la Amazonía: actividad petrolera, deforestación, fauna en peligro, pobreza y contaminación de los ríos. Nauta es, además, el único vertedero público de la región del Loreto y uno de los 23 que existen en el país. 

“Si alguien está nadando en su propia basura, creo que no estamos priorizando bien las necesidades de los ciudadanos”, dice Alejandro Alarcón. Es así que los estudiantes de la UTEC decidieron implementar su iniciativa en Nauta, un lugar donde hay 25 papeleras para 30 mil personas. 

Ellos utilizaron un cilindro de 250 litros, rodeado de seis botellones de agua reciclados que actúan como boyas estabilizadoras, que permiten que el cilindro flote de forma permanente en la ribera del río, justo donde llegan los mototaxis cargados de desechos y donde desembarcan lo acumulado de desperdicios. 

El tacho tiene en la base ruedas para que, cuando está lleno, sea jalado a la superficie a través de una rampa. Tan sólo en Nauta, se arroja alrededor de una tonelada de basura diaria en los ríos Marañón y Ucayali, un hecho que genera graves repercusiones para la flora, la fauna y en la salud de las personas. 

El propósito de Uwataka es que las personas de la selva depositen los residuos dentro del sistema en lugar de arrojarlos al río, y así acopiar los desechos para posteriormente trasladarlos a tierra firme. Se trata de una solución que puede ser replicada a gran escala, porque es muy económica. Un prototipo cuesta un promedio de 1.000 soles, muy por debajo del costo de otras soluciones. Además, se puede construir con piezas que cualquier persona puede encontrar en una ferretería, por lo que pronto harán una manual técnico en el que explicarán, paso a paso, cómo se construye este tacho y lo difundirán entre las comunidades de la Amazonía.

Gracias a esto, Uwataka fue ganador de la Cuarta Disruptón, un certamen organizado por la Universidad de Ingeniería y Tecnología con la finalidad de incentivar a sus estudiantes a despertar su creatividad y sentido para la innovación para que contribuyan con el entorno. Ellos tienen muchos planes, muchas ideas que necesitan apoyo para concretarlas. Hoy es Nauta, mañana podría ser todos los rincones de la Amazonía.

Fuente: El Comercio


::Radio Marañón::

Instagram
YouTube
YouTube