Catequistas: Una vocación laical al servicio de la iglesia

El origen del Movimiento de Catequistas

El origen del Movimiento de Catequistas está unido con los orígenes del Vicariato. En el año de 1945, los padres jesuitas toman, por encargo de la Santa Sede, lo que entonces fuera la Prefectura de San Francisco Javier del Marañón

El Movimiento nace en el año de 1967 en Bellavista, con el padre Alfonso Arana. Bellavista fue la sede del primer Prefecto Apostólico, el P. Antonio Hornedo. Desde allí se desplazaron las diferentes misiones apostólicas, especialmente las de la selva: Chiriaco, Santa María de Nieva y otros asentamientos humanos nativos.

El Movimiento de fue gestando poco a poco partiendo de algo tan simple, al parecer, como lo fue la propagación de la devoción al Sagrado Corazón y el cumplimiento de “La Promesa”, ya no la Gran promesa del Corazón de Jesús, sino la promesa de la gente de asistir con puntualidad y fervor a la misa de los primeros viernes.

Frutos del Movimiento:

1. Como organización: Las zonas

2. Los Promotores de salud

3. Los Profesores de religión

4. Cuidado del medio ambiente y lucha por los Derechos humanos

5. Los hijos de los catequistas, cuna del Movimiento juvenil

6. Los Ministros y Ministras extraordinarios de la Eucaristía

7. La mujer como agente evangelizador

Quiénes están detrás del Movimiento

Primeramente, los padres jesuitas. Será siempre de justicia recordarles con gratitud y admiración. Nuestra gratitud a los padres Alfonso Arana, fundador de los catequistas en la parroquia de Jaén y al P. Juan Albacete en San Ignacio. A los padres Juan Manuel Martín Moreno y al P. (Monseñor) José María Izuzquiza, quienes continuaron esta obra. A las hermanas religiosas Hermanas de los Pobres Siervas del Sagrado Corazón y a tantas otras hermanas que en los distritos y Centros de Catequistas de las diferentes parroquias han sido y son el rostro femenino del Movimiento. Las Hermanas de los Pobres, han acompañado la formación de los Catequistas desde 1978, en los cursillos impartidos en los Distritos, acompañando a Mons. José María Izuzquiza. Posteriormente, formando parte del Equipo de planta para su formación y acompañamiento.

Comunicador Pedro Delgado Mendoza