Cutervo: Restos de efectivo policial asesinado por delincuentes venezolanos en Lima, llegaron a su natal Sócota.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn
En medio del profundo dolor de familiares y amigos, llegaron a Sócota los restos mortales del efectivo policial Juan Ángel Herrera Lozano, de 25 años, asesinado por delincuentes de nacionalidad venezolana en Barranca, Lima.

Como se recuerda, el crimen se registró el domingo 19 de marzo a las 9.30 p. m. cuando el suboficial que vestía su uniforme, fue atacado por un sujeto en el jirón Arequipa, a escasos metros de la dependencia policial de Barranca, donde laboraba.

Según las primeras investigaciones, el policía fue atacado por un delincuente cuando retornaba a la comisaría. Fue en ese momento cuando de una motocicleta, descendió un delincuente que lo agredió por la espalda para intentar apropiarse de su pistola.

El agente policial intentó evitar el robo de su arma de reglamento, por lo cual, el delincuente realizó seis disparos. Dos impactos de bala cayeron directamente en el cuerpo de la víctima quien fue auxiliado y trasladado al hospital de Barranca donde solo certificaron su deceso.

Tras los hechos, los familiares de Juan Ángel Herrera Lozano viajaron desde Sócota en Cutervo para trasladar el cadáver hasta su tierra natal.

Desde Sócota, los familiares exigieron justicia e hicieron un llamado a las autoridades policiales a dar con el paradero del autor de este crimen que ha enlutado y conmocionado a la población Socotina.

PUBLICIDAD 8

PUBLICIDAD 4

PUBLICIDAD 5

PUBLICIDAD 6

PUBLICIDAD 3

PUBLICIDAD 7

Noticias Destacadas

Posibilidad de un fenómeno El Niño fuerte descendió en un 38%

La posibilidad de un Fenómeno El Niño (FEN) fuerte descendió en un 38% tras la aparición de un anticiclón sobre el Océano Pacífico que enfrió las aguas, informó Diego Gago, comandante del buque oceanográfico Polar Carrasco. En esa línea, añadió que se encuentran a la espera de la llegada...