Arqueólogos descubren la Iglesia de los Apóstoles en Israel

Foto: Difusión
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({ google_ad_client: "ca-pub-2677897358074084", enable_page_level_ads: true });

Una antigua iglesia de la que se cree que se construyó sobre la casa donde vivían los apóstoles Pedro y Andrés fue encontrada cerca del mar de Galilea en Israel.

Un grupo de excavadores, afiliado al Kinneret College en Israel, el Nyack College en Nueva York y el Centro para el Estudio del Judaísmo Antiguo y los Orígenes Cristianos, dijeron que hicieron el descubrimiento en junio.

Se cree que la iglesia es del período bizantino, según un comunicado de prensa del centro, y fue encontrada cerca del estuario del río Jordán en la costa norte del mar de Galilea.

Los arqueólogos han estado excavando el sitio durante cuatro años y necesitarán otro año para excavar por completo los restos de la iglesia, dijo R. Steven Notley, profesor del Nuevo Testamento en el Nyack College, que escribió en un blog sobre la excavación.

“La Iglesia de los Apóstoles (como hemos comenzado a llamarla), construida sobre la casa de Pedro y Andrés, debe haber sido una estructura magnífica”, escribió Notley. “Tomará otra temporada descubrirlo por completo”.

El grupo desenterró un piso de mosaico, que Notley llamó “prueba clara de que la iglesia estaba aquí en la era bizantina”.

La iglesia fue construida sobre la casa de dos hermanos

La existencia de la iglesia fue mencionada en los viajes de un obispo bávaro llamado Willibald, quien pasó por el área alrededor del mar de Galilea en el año 725.

“En su camino, pasó por un lugar llamado Betsaida donde vio una basílica construida sobre la casa de Pedro y Andrés”, según el comunicado de prensa del Centro para el Estudio del Judaísmo Antiguo y los Orígenes Cristianos.

Las habitaciones del sur de la iglesia, parte del complejo de un monasterio, son las únicas partes que se han excavado hasta ahora.

Según la Biblia, Pedro y Andrés fueron hermanos y los primeros discípulos de Jesucristo. Los dos estaban pescando en el mar de Galilea cuando Jesús les pidió que se unieran a su ministerio.

Pedro y Andrés “dejaron sus redes y lo siguieron”, según un pasaje del Libro de Mateo

Fuente: CNN