Alan García se disparó cuando fueron a detenerlo y estaría grave

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({ google_ad_client: "ca-pub-2677897358074084", enable_page_level_ads: true });

El expresidente Alan García Pérez se habría disparado a la altura del cuello luego de enterarse de la orden de detención preliminar que se dictó en su contra.

Todo sucedió, exactamente, cuando agentes oficiales fueron a detener García Pérez.

El exmandatario fue trasladado a las instalaciones del hospital Casimiro Ulloa y en estos momentos estaría siendo operado. Uno de sus hijos ingresó hace pocos minutos a dicho nosocomio.

El secretario personal del expresidente, Ricardo Pinedo, denunció en Canal N irregularidades en el procedimiento de detención. Dijo que en horas de la mañana se presentó un representante del Ministerio Público indicando que venía a allanar su domicilio.

El expresidente se disponía a bajar del segundo al primer piso, para someterse al procedimiento. Sin embargo, a la altura de las escaleras, cuando le indicaron que en realidad no solo se trataba de un allanamiento, sino también de ejecutar una orden de detención en su contra, García Pérez regresó al segundo piso, y ahí tomó la fatal decisión: se disparó. Su abogado Erasmo Reyna confirmó los detalles de esta noticia.

Peritos de criminalística están llegando en estos momentos al área de emergencia del hospital.

El Poder Judicial ordenó este martes la detención preliminar por diez días contra el expresidente Alan García Pérez, así como contra su exsecretario general de Presidencia, Luis Nava, el exvicepresidente de Petroperú, Miguel Atala, y sus respectivos hijos (José Antonio Nava y Samir Atala).

La decisión judicial fue autorizada a pedido del fiscal del equipo especial Lava Jato José Domingo Pérez, quien investiga al exmandatario por los presuntos delitos de lavado de activos, tráfico de influencias y colusión en el marco del megacaso Odebrecht.