Especialistas recomiendan una alimentación sana durante el embarazo.

Durante el periodo de gestación, las embarazadas tienen que llevar una alimentación equilibrada y de calidad, porque la vida y formación del recién nacido depende de la alimentación de la madre. Se debe comenzar esta etapa fisiológica tan importante en la vida de toda mujer con el mejor estado de salud posible.

Por: Meylin Su - @MeylinSu – ADN Perú

El organismo de la mujer gestante experimenta cambios que le afecta física  y psicológicamente, por lo tanto su esfuerzo biológico es mayor.  En tanto, no solo se debe incrementar lo que se consume y erróneamente seguir la frase “hay que comer por dos”. Por lo contrario se debe llevar una dieta balanceada, nutritiva y comer todos los grupos de alimentos para obtener suplementos de proteínas, vitaminas y minerales.

Se debe llevar una dieta balanceada,
nutritiva y comer todos los grupos de
 alimentos para obtener suplementos de
proteínas, vitaminas y minerales.

Para Laura Sánchez Medranda, Nutricionista del Hospital Regional del Ministerio de Salud-Huacho, durante el embarazo, las mujeres necesitan  consumir mayor cantidad de alimentos de calidad para cubrir así las necesidades nutricionales del  niño en formación y de ella misma. “La mujer gestante diariamente debe consumir una ración más de las que consumía cuando no estaba gestando, así logrará que no se agoten sus reservas nutricionales. Pero si durante este periodo la mujer presenta vómitos con frecuencia, se recomienda que se fraccione el número de comidas pero sin alterar la cantidad de alimentos que debe consumir la gestante todos los días y tomar suplementos de ácido fólico y sulfato ferroso”.

Asimismo es importante tomar en cuenta que se debe evitar el consumo de ciertos alimentos. “Es recomendable que se limite el consumo de café debido a que tomar más de ocho tazas de café produce mayor frecuencia de abortos. Evitar otras bebidas como el té, cocoa y chocolate, porque  interfieren  la absorción de hierro. También es necesario disminuir el consumo de  gaseosas, golosinas y dulces,  ya que su  consumo exagerado puede ocasionar problemas de sobrepeso”, señala la especialista.

De manera estricta las mujeres en gestación deben evitar el uso de cigarrillos y la ingesta de alcohol para evitar complicaciones graves y efectos dañinos en el feto. Para asegurar el buen estado de salud de los bebés como de la madre,  se tiene que seguir un control prenatal y una adecuada evaluación nutricional.