Acusan a director de colegio en Huarango por otro caso de tocamientos indebidos

El 3 de febrero del 2017, una queja contra el Prof. Wildor David Sánchez Suárez, director de la Institución Educativa Secundaria “Túpac Amaru II” N° 16498 de la capital del Distrito de Huarango, fue ingresada hasta la Unidad de Gestión Educativa Local de San Ignacio, por presuntos tocamientos indebidos contra una menor.

 

Según la denunciante, la Prof. Marisabel Villegas Millán, “ el día lunes 12 de diciembre del 2016, siendo las 9:00 am, y estando en horas de clases, llegó al aula el señor director Wildor Sánchez Suárez, quien pidió permiso para sacar a la niña (de las iniciales) J.S.P de 14 años de edad y llevarla a su oficina”.

 

De acuerdo al documento, luego de 15 minutos la menor regresó al aula, pero estaba llorando, nerviosa e incontrolable y ante las preguntas de la docente por saber qué había sucedido, la adolescente contó que el director le había cogido la quijada y le quiso besar, además le tocó sus senos, por lo cual ella salió corriendo de esa oficina.

 

Marisabel Villegas, llamó entonces a la responsable de tutoría Elena Sajami, a quien la menor volvió a contar lo mismo, luego de ello se llamó a la hermana mayor que estudiaba en la misma institución, ante ella la menor habría vuelto a contar lo mismo.

 

Más adelante ante esta situación grave, la docente habría llamado a la madre de la menor, la misma que llegó a la institución y se dirigió hasta las oficinas del director, de cuya conversación ya no se pudo conocer.

 

Lo que la docente Marisabel Villegas expone en su queja, es que al día siguiente la menor llegó a clase señalándole que si ella quería hacer alguna denuncia, su mamá y ella como presunta víctima lo negarían.

 

Según el documento de la profesora, estando a fines del año escolar, no viajó a san Ignacio a reportar el caso en la semana en que se suscitaron los hechos, por lo cual recién lo hizo los primeros días de febrero de este año 2017.

 

“Denuncio este hecho para que se haga una exhaustiva investigación, ya que según tengo conocimiento por los padres y madres de familia y los alumnos no es el primer caso y que no denunciaron por temor y por vergüenza o como este caso que el director es familiar cercano de la niña” expresa.

 

La docente, señala en otra parte de su queja, que como tal es su obligación reportar el caso y espera se atienda el mismo lo más pronto.